Nos vamos de excursión a Osuna, una ciudad enclavada entre la Sierra sur y la Campiña Sevillana, con una fascinante historia y un legado cultural riquísimo.

Su casco histórico, perfectamente conservado, está repleto de palacios barrocos, iglesias y conventos que guardan en su interior auténticos tesoros.

Al indiscutible encanto de esta bonita ciudad sevillana hay que añadir el atractivo de haber sido escenario del rodaje de la famosísima serie “Juegos de Tronos”, y de poseer a las afueras de la ciudad, en el terreno donde se asentaba la antigua Ursus, unos fantásticos relieves tallados en piedra por los íberos, (pobladores del lugar en el siglo v a.C), que recuerdan los de Petra (Jordania).

Llegamos a Osuna y seguimos las indicaciones que nos llevan a la parte alta de la localidad donde se encuentra la zona monumental. Aparcamos frente a la Colegiata y a dos pasos de la antigua Universidad.

Comenzamos el paseo visitando la Universidad, fundada en el siglo XVI por D. Juan Téllez Girón, IV conde de Ureña y padre del primer duque de Osuna.

Este magnífico edificio, tras desempeñar diferentes funciones, volvió a abrir sus puertas como Escuela Universitaria, adscrita a la Universidad de Sevilla en 1995.

En la cantina, ubicada frente al maravilloso patio del recinto universitario, disfrutamos de un consistente desayuno, mientras admirábamos la sencillez y elegancia del edificio, flanqueado por cuatro torres en ángulos, rematadas por chapiteles recubiertos de cerámica vidriada.

En 1.464, fecha clave para la historia de Osuna, Pedro Girón, Maestre de la orden de Calatrava, una vez teniendo a Enrique IV bajo su influencia, trasladó a los Calatravos, (Orden Militar a la que Alfonso X había encomendado la defensa de la ciudad en 1264), a la localidad cordobesa de Fuenteovejuna. EL objetivo de D.Pedro, era construir un Estado Señorial que poder legar a sus hijos, creando un mayorazgo para Alfonso Téllez Girón, primer Conde de Ureña.

El deseo de ascender en la escala nobiliaria, fuerza a esta familia a acometer una remodelación del paisaje urbano que convierta a Osuna en una localidad monumental y cultural, importante centro de eruditos, artistas y literatos. La creación de la Universidad por el IV Conde de Ureña culminaría el empeño de prestigio de esta influyente estirpe.

Salimos de la Universidad, cruzamos la plaza de D. Luis de Soto Torres, un espacio que separa el recinto universitario de la bellísima Colegiata de Santa María de la Asunción, y continuamos por el Callejón de las Descalzas hasta la puerta principal del templo, ubicado en la Plaza de la Encarnación.

En los escasos metros que recorremos por el Callejón de las Descalzas, dejamos a un lado el Monasterio de la Encarnación, ubicado frente a la Colegiata.

Antiguo hospital rehabilitado por la Orden Mercedaria en 1626, es la sede del Museo de Arte Sacro.

Sus salas se distribuyen en torno a un patio porticado con preciosos azulejos sevillanos del siglo XVIII.

Ya lo visitamos en otra ocasión y nos pareció precioso.

La Colegiata de Santa Mª de la Asunción se comenzó a construir alrededor de 1531 y fue el IV Conde de Ureña, Juan Téllez Girón, quien sufragó las obras. Es un edificio de estilo renacentista con un exterior bastante austero, que contrasta con su magnífico interior.Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1931.

Comenzamos la visita guiada en el pequeño y hermosísimo Patio del Panteón de los Duques de Osuna, donde se nos introdujo en la historia del edificio.

Continuamos el recorrido hasta llegar a la Capilla del Santo Sepulcro, lugar de enterramiento de los Condes de Ureña y Duques de Osuna, uno de los conjuntos más característicos del renacimiento sevillano.



La Colegiata alberga en su Museo de Arte Sacro, ubicado en la sacristía, una de las colecciones de pintura más interesantes del Barroco, entre las que destacan las obras de José de Ribera (el Españoleto). Posee también una talla de Juan de Mesa, y valiosas Tablas Flamencas del siglo XIV, además de otras piezas de interés. El Museo junto a la Iglesia y el Panteón Ducal, conforman  las tres áreas expositivas del edificio.


Tras una magnífica reja, que da paso a la iglesia, se encuentra un espacio precedido por el Retablo de la Inmaculada Concepción. Esta magnífica obra, costeada en 1771 por el VIII Duque de Osuna, se atribuye al arquitecto de retablos Antonio Palomo Páez de Cañete, el gran maestro del retablo plenamente rococó.

Destacable es también el retablo Mayor, obra de juan Guerra José Fabré (1764).

La Colegiata bien merece una visita, tanto por su belleza como por su importancia histórica.

La visita guiada cuesta 6 euros y puede reservarse online en la

WEB: https://www.colegiatadeosuna.es


Salimos de la Colegiata para dirigimos al centro histórico de la ciudad, dejando a nuestras espaldas una majestuosa perspectiva de la zona monumental alta.

Bajamos por la Cuesta de Marruecos, donde se encuentra la Iglesia y bellísima Torre de la Merced (actualmente sede de la Escuela de Economía Social) y nos adentramos en las sinuosas calles del centro histórico de Osuna hasta llegar a la Plaza Mayor.

La Plaza Mayor es uno de los espacios urbanos más emblemáticos de la ciudad, situada  en el centro histórico de la villa ducal, al pie del cerro donde se alza la Colegiata, en ella confluyen algunas de las vías más céntricas de la localidad, como son la calle Sevilla, San Antón o Luis de Molina.

De forma rectangular, se organiza a modo de salón alrededor de una fuente central, en ella se encuentran edificios tan importantes como el Ayuntamiento. La iglesia de la Concepción o el Casino.

Continuamos por la Calle Sevilla, donde se ubica el Museo de Osuna, nuestra siguiente visita.

La calle Sevilla es hermosa, edificios como el Convento de Nuestra Señora del Carmen, el Palacio de los Gobantes y Herdara del siglo XVIII, cuya portada está adornada con imponentes columnas salomónicas, o el Palacio de los hermanos Arjona y Cubas, le otorgan la categoría y elegancia de la que hace gala.

Justo al principio de la calle, entramos en el Monasterio de la Purísima Concepción, para comprar sus deliciosos, diría celestiales, bizcochos marroquíes, !!!BUENÍSIMOS!!!.También se pueden conseguir online.

Dirección: Calle Sevilla,nº1

Teléfono : 95481O42

 

El Museo de Osuna, ubicado en el Palacio de los Hermanos Arjona y Cubas, es un bonito edificio del siglo XVIII, que albergó la Cámara Agraria Local antes de convertirse en museo. Justo a la entrada se encuentra la Oficina de Turismo.

EL Museo cuenta la historia de Osuna y tiene dedicada una sala “El Salón de Hielo y Fuego” a la saga “Juegos de Tronos” famosa serie televisiva, en la que algunos de sus episodios tuvieron como escenario los lugares más icónicos de la ciudad.

Comenzamos la visita del museo en su Bodega, ocupada por 13 enormes tinajas, que antaño se dedicaban al almacenamiento de alimentos, vino y aceite.

La planta baja acoge exposiciones temporales.

Subimos a la primera planta, en la que se exhibe el archivo municipal “Nobleza y Poder”, el estudio fotográfico de la familia Ruiz, una primitiva imprenta y la Sombrerería “El Bombo”, un establecimiento ursaonense de mucha solera.


El Salón de Hielo y Fuego está dedicado al rodaje de Juegos de Tronos en la Plaza de Toros de la ciudad. Contiene fotografías de los actores, vestuario, banderas y atrezzo de la serie.


Terminada la visita al museo, seguimos el paseo por la calle Sevilla y continuamos por la calle Cristo hasta la Plaza de Juan XXIII, de la que parte la calle San Pedro, que tiene honor de ser reconocida una de las vías más bonitas de Europa, así la consideró la Unesco en 2O22, basándose en el valor estético del conjunto de sus imponentes palacios.

Ancha, recta y en pendiente desde su mitad, en sus aceras se alinean palacios y casas solariegas de gran suntuosidad.

Destacan las portadas con potentes escudos heráldicos y las labores de forja de sus balcones.

La joya de la calle es el Palacio de la Gomera, inmenso y de imponente fachada, aunque también son destacables otros edificios como la Cilla del Cabildo, construido en el siglo XVIII, con una representación de la Giralda de Sevilla presidiendo su portada y el Palacio de los Cepeda, del mismo siglo, dos joyas del barroco andaluz.

Los trecientos metros de la calle San Pedro, un alarde de elementos arquitectónicos, son el reflejo de la prosperidad de Osuna en la segunda mitad del siglo XVIII.


Llegó la hora del aperitivo sin darnos cuenta y nos cogió en el mejor lugar posible, la calle Carrera, vía donde termina la calle San Pedro, en pleno centro comercial de la ciudad.

Entramos en la Taberna Parroquia, un lugar agradable, donde degustamos las típicas tapas de la gastronomía local.

Antes de volver a la parte alta de Osuna para coger el coche y dirigirnos a la Cantera del Coto, nos detuvimos en varios sitios de interés de la calle Carrera, como la Parroquia de Nuestra Señora de la Victoria, el Pósito Municipal, (edificio de carácter civil con una importante fachada barroca en piedra blanca), y la Iglesia de Santo Domingo, ubicada en la Plaza Rodríguez Marín, anexa a la misma calle.


Desde la Plaza Mayor comenzamos el ascenso por las empinadas calles hasta el lugar donde habíamos aparcado el coche.

Al final del camino Buena Vista, unos 5 minutos en coche desde la Universidad, se encuentra el Coto de las Canteras, un lugar fascinante que no os podéis perder.


Los orígenes de la Ursus prerromana se remontan hacia el I milenio a.C.

En el Coto de las Canteras, zona que ocupaba el antiguo asentamiento íbero, se sacaba piedra para las construcción desde antes de la ocupación romana.

La cultura tartésica y turdetana dejaron bellas muestras de su arte, como se refleja en la colección de esculturas ibéras, de las que forman parte el “Toro” y los  “Relieves de Osuna”. Estas obras se pueden admirar tanto en el Museo Arqueológico Nacional como en la Torre del Agua, sede del Museo Arqueológico Local.

El sitio, en el que se conservan unos espectaculares relieves esculpidos en la piedra, guarda parecido con Petra, ciudad de origen nabateo ubicada en Jordania, y podría ser el escenario de cualquier película de aventuras.

Su interior, el mayor auditorio natural de España, acoge un museo y es utilizado para la celebración de actos.

La visita guiada nos pareció interesantísima y el lugar alucinante.

Las entradas se pueden adquirir directamente en la misma puerta. El precio de las entradas es 4 euros/persona y el de la visita guiada, 5´5 euros/persona. Niños menores de 1O años entrada gratuita. La duración de la visita es de 45 minutos.

Dirección: El Coto de las Canteras. Vía Sacra, S/N. 416O4 Osuna, Sevilla

Web: https//www.elcotolascanteras.com


En el Coto de las Canteras terminó nuestra breve pero intensa visita a Osuna. Dejamos rincones y lugares que descubrir para otra ocasión.

Escrito por Carmen Naranjo

Me llamo Carmen, soy historiadora del Arte, curiosa y viajera, y os quiero hacer partícipes de mis aventuras cotidianas en busca de momentos felices y lugares bellos.

Deja tu comentario