Gran Vía

Por En BARRIOS

 

La Gran Vía es la calle más famosa y transitada de Madrid, comunica el Barrio de Salamanca con el de Arguelles, comenzando en calle Alcalá y terminando en la Plaza de España.
Permanentemente animada por un continuo ir y venir de personas atraídas por la belleza de sus relumbrantes edificios, su gran cantidad de tiendas y restaurantes, sus glamurosos hoteles, o la variada cartelera de sus cines y teatros, es sin duda, la calle más atractiva de Madrid.

La construcción de la Gran Vía, una de las intervenciones urbanísticas de mayor envergadura  emprendida en la capital española en las primeras décadas del siglo XX, pretendía facilitar el transito por el entramado de callejuelas que conformaban el centro histórico de la ciudad.

Comenzó a pensarse a mediados del siglo XIX. Los primeros bocetos datan de 1862, época en la que se reformó parte del centro histórico madrileño, pero el diseño final no llegó hasta 1899, año en el que los arquitectos José López Salaberry y Francisco Octavio Palacios presentaron el proyecto.

Su  historia comienza en abril de 191O, cuando Alfonso XIII, piqueta de oro en mano, inauguró el comienzo de las obras de demolición de un buen número de casas y calles, para abrir esta moderna arteria madrileña, proyectada tomando como inspiración la renovación que Haussmann había acometido en Paris, ciudad de referencia para las demás ciudades europeas.

 

La obra se dividía en tres tramos:

  • El primer tramo, de la Calle Alcalá a la Red de San Luis.
  • El segundo, que iría de la Red de San Luis a Callao.
  • El tercer tramo, que iría desde Callao a la Plaza de España

El primer tramo, de Alcalá a la Red de San Luis, es muy hermoso arquitectónicamente hablando y define lo que fue la esencia de aquellos años en los que la Gran Vía representaba el glamur y la elegancia.

Sus edificios están impregnados de esos aires parisinos tan de moda en aquellos momentos en la capital española.

Un hermoso ejemplo es el edificio Metrópolis, situado en el nacimiento de la Gran Vía.

Este edificio icónico, nos hace levantar la vista para admirar su belleza.

Su silueta y el dorado de su cúpula, cubierta con pan de oro de 24 quilates, es fotografiado por multitud de turistas que pasean diariamente junto a él.

Mucho antes de que la Victoria Alada de Federico Coullaut-Valera coronase su estructura, un edificio muy distinto ocupó el solar que existía entre las calles de Alcalá y del Caballero de Gracia, el popularmente conocido como la Casa del Ataúd, llamado así por su forma estrecha, apenas alcanzaba los cinco metros de longitud. Concebida en su totalidad para el alquiler de habitaciones, la Casa del Ataúd fue derribada cuando comenzó la construcción de la Gran Vía. El Edificio Metrópoli ocupó el solar que dejara la popular vivienda.

Concebido por los ganadores de un concurso internacional, los franceses Jules y Rymond Fevrier, finalmente el edificio METRÓPOLIS fue construido por el español Luis Esteve entre 19O7 y 1O11, siendo uno de los primeros edificios de hormigón armado de Madrid.

Su primer propietario fue la compañía de seguros La Unión del Fénix Español, que colocó sobre su cúpula la figura del Ave Fénix, símbolo de la empresa.

En 1972 la aseguradora Metrópolis adquirió el inmueble y sustituyó al ave por una Victoria Alada.

El soberbio exterior del Edificio Metrópolis, de aire afrancesado y estilo clásico, nos da la bienvenida a la GRAN VÍA.

 

 

A un paso del Edifico Metrópolis, plasmado por Antonio López en uno de sus lienzos más admirados y hermosos, se encuentra el nº 1 de esta bulliciosa calle, la relojería GRASSY, llamada así porque en 1952 se instaló aquí el relojero Alejandro Grassy.

De estilo afrancesado al igual que sus vecinos, destaca por su templete superior. El histórico establecimiento, alberga en su interior un magnífico museo de relojes antiguos, de los siglos XVI al XIX, con todos los tipos de mecanismos. En este museo puede seguirse la historia de la relojería mecánica. Todos los relojes expuestos están en funcionamiento

Se puede visitar los jueves y viernes (con cita previa), es gratuito. Teléfono: 9153O1OO7

Web: info@grassy.es

Hace un día precioso, el azul intenso del cielo es un fondo perfecto para que los elegantes edificios de un lado y otro de la calle destaquen su belleza.

A unos pasos, en la acera contraria, otro hermoso edificio, el nº8, atrae nuestra atención, es señorial, de arquitectura clásica y remates Art Decó. Fue inaugurado en 1917. Albergaba en su planta baja un Salón de Té, uno de los primeros establecimientos que iniciaban la tradición comercial de esta vía. Desde 1939 la tienda de moda LOEWE ocupó lo que antes había sido Salón de Té.

Como curiosidad, esta prestigiosa tienda, la más antigua de la firma y emblema del esplendor de otra época, posee un libro de firmas de las estrellas de cine internacionales más relumbrantes que la visitaron desde sus inicios.

 

 

Seguimos paseando, en el nº11 detenemos la mirada ante la imponente fachada del Hotel de las Letras. La historia de este edificio comienza cuando el conde de Artaza compró el solar donde antes de empezar la construcción de la Gran Vía estaba el Hotel Roma.

Artaza creo un edificio residencial, de tan impecable factura, que obtuvo el primer premio al mejor construido en 1917.

Ocho espacios comerciales albergaron negocios de la época, finalmente se instaló el Hotel Barazal, que desde 2OO5 es conocido como Hotel de las Letras.

El edificio vecino al Hotel de las Letras, ubicado en el nº 13 de la calle, tampoco pasa desapercibido, se trata de el Casino Militar, inaugurado por Alfonso XIII en 1916.

Desde sus inicios, estuvo dedicado a fomentar el conocimiento y el desarrollo cultural.

De estilo ecléctico, destaca por la estética modernista de su planta baja, ricamente decorada con un gran lucernario, vidrieras y lámparas Art Decó.

Cuenta con una importante biblioteca especializada en temas militares, con ejemplares de los siglos XVI y XVII.

 

 

Llegamos a la recién renovada estación de Metro de Gran Vía, en la Red de San Luis, el ensanchamiento final de la calle Montera en su unión con la Gran Vía y las calles Fuencarral y Hortaleza.

Su templete, réplica del que construyera en 1919 el arquitecto Antonio Palacios, da un encanto especial a este animado espacio. La estilosa marquesina me recuerda las diseñadas por el arquitecto Héctor Guimard en el Paris de principios del siglo XX de estilo Art Nouveau.


Aquí comienza el segundo tramo de la Gran Vía, construido entre 1917 y 1922, que llega hasta la Plaza de Callado y que correspondía al llamado  Bulevar de Pi y Margal en honor al presidente de la Primera República.

La estación de Metro se inauguró el 17 de octubre de 1919 y es una de las ocho primeras estaciones de metro de Madrid. Su nombre original era Red de San Luis, por estar junto a la plaza del mismo nombre. Tanto sus ascensores como la marquesina y el vestíbulo original decorado con azulejos vidriados, fueron construidos por el arquitecto Antonio Palacios.

Frente a la entrada del metro se levanta el edificio de TELEFÓNICA

El Edificio Telefónica (1926-29) se encuentra ubicado en el nº 28 de la Gran Vía, en el emblemático rascacielos, el primero de Europa, proyectado por Ignacio de Cárdenas Pastor, y considerado una de las joyas de la arquitectura de principios del siglo XX.

El 1 de enero de 193O se dieron por finalizadas las obras del edificio, una estructura hormigonada de 89’3O metros, que siguió los parámetros de los grande rascacielos norteamericanos, y las premisas de la International Telephoneand Telegraph, empresa estadounidense involucrada en la creación en 1924 de la Compañía Telefónica.

Desde este edificio, antes de ser concluido, Alfonso XIII realizó la primera llamada transoceánica, conversando en 1929 con el presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge, que se encontraba en la Cámara de Comercio en Washington.

 

 

Cuando el edificio tenía escasos seis años de funcionamiento, estalla la Guerra Civil española y tras el fracaso del pronunciamiento de Madrid, la ciudad se convierte en uno de los objetivos  militares de los sublevados. El edificio es por esos entonces un objetivo prioritario por diversas causas, en primer lugar por ser un nudo de comunicación que podría emplear el Gobierno de la República con el exterior, era además un edificio alto que podría hacer de mirador, ubicado en sitio aventajado y capaz de divisar avances enemigos y además un punto de referencia artillero para los asaltantes, debido a su inconfundible silueta vista desde lejos. El edificio se vio afectado por más de ciento veinte proyectiles, sólo en octubre de 1936, sin que hubiera víctimas, ni colapso de estructuras. Los pisos por encima del octavo se habían desalojado por seguridad de los trabajadores y se utilizaban como puesto de observación.

Estuvo al servicio de comunicación de los corresponsales de guerra que se solían alojar en el Hotel Florida, en la Plaza de Callao.

El Gobierno instaló la oficina de censura de prensa en el edificio, con el periodista y escritor Arturo Barea como responsable.

Desde aquí, se realizaban las conexiones internacionales y los corresponsales extranjeros enviaban sus artículos al mundo. Desde esta sede transmitieron sus crónicas escritores como Jhon Dos Passos, Hemingway o el autor del principito AntoineDe Siant-Exupéry.

Actualmente sirve como sede del espacio Fundación Telefónica, ideado para acoger la nueva cultura del siglo XXI. Posee una exposición permanente, cuya entrada es libre.

El horario es de martes a Domingo de 1O:OO a 2O:OO.

 

 

Recorremos unos metros, y en la acera opuesta encontramos la CASA MATEZANZ en el nº 27 de la Gran Vía.

Su construcción finalizó en 1923 y fue diseñada por el arquitecto Antonio Palacios Ramilo.

El estilo arquitectónico de este edificio está fuertemente influenciado por la Escuela de Chicago,  pionera en la introducción de nuevos materiales y técnicas para la construcción de grandes edificios comerciales y de los primeros rascacielos en Estados Unidos a principios del siglo XX.

Su nombre proviene de la firma comercial Casa Matezanz que proyectó el edificio como uno de los primeros centros comerciales inspirado en los estadounidenses, instalando en su interior tanto tiendas, como despachos y oficinas.

En sus bajos se encontraba el “Café Spiedum”, famoso por sus terrazas a pie de calle en las primeras décadas del siglo XX.

El siguiente edifico que atrae nuestra atención es La CASA DEL LIBRO, en el nº 29 de la Gran Vía, que comenzó su andadura en 1923.

Fue la primera librería moderna de España. Los clientes podían curiosear en sus estantes y pedir ayuda cuando era necesario, tal como solemos hacer hoy día.

La historia de este edificio tiene mucho que ver con la democratización de la literatura. En los felices años veinte los libros estaban al alcance de unos pocos, el precio de uno de ellos podía ser la mitad del sueldo de un maestro, lo normal era que de un título se vendiese como máximo 25O ejemplares.

En 1919 nace la editorial CALPE, fundada por Nicolás María Urgoti que la asocia con Papelera Española.

Empezó a editar libros y para poderlos vender decidió apostar por una librería moderna.

Así comienza la CASA del LIBRO, donde a la vez de las producciones de CALPE, se mostraban los libros editados en todo el mundo.

El edificio costo tres millones y medio de pesetas. La librería era como una glamurosa galería comercial. En la entrada había un magnífico hall dedicado a celebrar conferencias y exposiciones. El éxito fue inmediato.

 

 

Pasamos junto a una de las tiendas más concurridas, PRIMAR, ubicada en un edificio con una historia de lo más glamurosa, ¡¡como cambian los tiempos!!

El edificio Grandes Almacenes MADRDID-PARÍS, en el nº 32, se empezó a construir en diciembre de 192O, sobre uno de los más amplios solares adquiridos en la nueva Gran Vía. Se encomendó la edificación al arquitecto Teodoro Anasagasti, quien a partir de unos planos de origen francés, concibió un edificio en el que el cliente nada más entrar quedaba maravillado.

Fue inaugurado por Alfonso XIII en 1924, siendo uno de los mas suntuosos de la época, con ascensores a la última, mármoles, lujosas cerrerías y una gran cúpula a imagen y semejanza de la de los almacenes LAFAYETTE en París.

Tras tres años de duras gestiones se abría al público. Desde ese día, Madrid contaba con un establecimiento tan exclusivo como los almacenes parisinos.

El edificio supuso a la firma un desembolso cercano a los 1O.OOO.OOO de pesetas, en él se podían adquirir géneros a precios que abarcaban desde los 5 céntimos a las 1OO.OOO pesetas.

Pasear por sus dependencias era un lujo: joyas, pieles, muñecas, juguetes, sombreros, artículos de viaje, deportes etc…

En 1925 los almacenes Madrid-París arrendaron parte del edifico a Unión Radio, la emisora con más historia de este país. En 1931 Unión Radio Madrid retransmitiría la proclamación de la República en la Puerta del Sol, convirtiéndose desde entonces en el aparato propagandístico del gobierno republicano. Desde allí dijo La Pasionaria su histórico NO PASARÁN. Durante el franquismo, ya con la denominación SER (Sociedad Española de Radiodifusión), se introduce en todos los hogares españoles, siendo la emisora de entretenimiento por excelencia.

La quiebra de los almacenes en 1933 motivó que pasara a ser sala de cine. Sufrió diferentes modificaciones, ampliando su altura en dos plantas y perdiendo las dos torres primitivas. También paso por diferentes dueños, Unión del Fénix y Grupo Prisa.

Hoy día lo ocupa la tienda insignia de la firma irlandesa de moda low cost PRIMAR.

 

 

El edificio nº34 de la Gran Vía es tan hermoso o más que el anterior, es fiel ejemplo de las tendencias arquitectónicas de las primeras décadas del siglo XX que aunaban modernidad con elementos clásicos.

Sobre un proyecto inicial del arquitecto José Yarnoz Larrosa de 1921, destinado a ser un edificio de viviendas, Antonio Palacios realizó una adaptación para su uso comercial y hotelero en 1925, llamándose Hotel Alfonso XIII.

Durante la Segunda República el hotel paso a llamarse Alfonso a secas, y tras la reparación de los daños sufridos en a Guerra Civil, fue abierto como Hotel Avenida, que permaneció en uso hasta la década de los noventa del siglo XX. Entre 1998 y 2OOO fue rehabilitado y actualmente acoge al hotel TripCibeles, que tiene su acceso independiente por la calle Mesonero Romanos. Los antiguos despachos de oficinas en torno al gran vestíbulo cubierto, están ocupados hoy día por una tienda de la firma de moda española, ZARA, que ha respetado el espacio pero no la decoración.

Recientemente este inmueble se hizo popular por ser la imagen de las galerías de alta costura de la serie de televisión VELTET.

 

 

Andando unos metros llegamos a una de mis plazas preferidas, la de CALLAO, lugar de paseo y compras por excelencia, donde sólo con observar el trasiego de las personas que van de tiendas a la calle Preciados, vía que desemboca  en esta plaza, ver las actuaciones de los artistas callejeros o el trepidante cambio de imágenes en los paneles publicitarios, ya tienes garantizado el entretenimiento

Presidida por el  mítico cartel de SCHWEPPES del edificio Carrión y rodeada de los edificios que la vieron nacer y que se mantienen intactos, Palacio de la Prensa, el Cine Callao etc…, la plaza de Callao es también punto de partida para recorrer algunos de los espacios históricos más hermosos de Madrid, desde la calle Postigo de San Martín, que confluye en Callao, llegamos a las Descalzas Reales, la calle Arenal, a Ópera o al Palacio Real. Desde Preciados a la Puerta del Sol o a la Calle del Carmen.

La historia de esta plaza, discurre paralela a la de sus edificios y comienza con la construcción del segundo tramo de la Gran Vía.

 

 

El cine Callao fue el primer cine de España en emitir una película sonora y hablada; también la primera rodada en español en Hollywood, la primera cinta en color en España y el primer filme en 3D.

Escenario de los estrenos cinematográficos más exitosos, por su Alfombra Roja han desfilado las más grandes estrellas del cine nacional e internacional de las últimas décadas.

Su historia comienza cuando Luis Gutiérrez lo idea y construye en 1926, y pasa a ser uno de los máximos exponentes de la arquitectura Art Decó en la capital.

Fue inaugurado como sala de cine el 11 de diciembre de ese mismo año, con la emisión de la película “LUIS CANDELAS, el bandido de Madrid”.

En la actualidad las sorprendentes imágenes en 3D que muestran las pantallas exteriores del cine, regalan una experiencia visual similar a la de lugares como Times Square o PiccadillyCircus.

 

 

El Palacio de la Prensa, ubicado en el nº46 de la Gran Vía, frente a la Plaza de Callao, es otro de los edificios icónicos de la Gran Vía

Se inauguró oficialmente el 7 de abril de 193O con la presencia de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

El estilo de su fachada de ladrillo rojo está muy influido por la arquitectura norteamericana de la época.

Fue un encargo de la Asociación de la Prensa madrileña al arquitecto Pedro Muguruza, y costó ocho millones de pesetas.

Albergaba un café concierto, un cinematógrafo, viviendas de alquiler y oficinas.

En este edificio estuvo la sede de la revista humorística LA CODORNIZ durante los años cuarenta.

El 1O de enero de 2O17 obtuvo estatus de Bien de Interés Cultural.

Junto al Cine Callao se alza el edificio CARRIÓN, el más destacado representante del estilo Streamline en Madrid, con su inconfundible perfil de proa de barco recortándose en el arranque del tercer tramo de la Gran Vía.

Enrique Carrión, marqués de Melín, se empeñó en dar vida a un edificio símbolo de modernidad, con todos los avances técnicos del momento. Encargó el proyecto a los arquitectos Luís Martínez Feduchi y Vicente Eced, que construyeron entre 1931 y 1933 un edificio multifuncional de 54 metros de alto. El cosmopolita inmueble albergaba en su interior un hotel, 64 apartamentos de alquiler, oficinas, restaurante, bar cafetería, cine, sala de fiestas.

Martínez Feduchi y Eced se inspiraron para el proyecto del Carrión en la Mosse Haus de Berlín, obra de Erich Mendelsohn y Richard Neutra, mientras que en el interior imperaba el estilo Art Decó.

Los jóvenes y prometedores arquitectos diseñaron hasta el último detalle del edificio, mobiliario, decoración etc…

 

 

La sala de Cine y Espectáculos CAPITOL se inauguró el 15 de octubre de 1933 con la proyección de la película estadounidense ”El soltero inocente”

Tras ser remodelado en 2OO7 se eliminaron los rótulos que iluminaban la fachada del Carrión: CAMEL,PARAMOUNT FILMS, conservándose sólo el de SHWEPPES y uno de VODAFONE que corona la torre, donde dos fantásticas terrazas, situadas a ambos lados del edificio, nos dan la posibilidad de disfrutar de unas vistas fabulosas.

Considerado uno de los edificios emblemáticos de la Gran Vía, fue declarado en 2O18 Bien de Interés Cultural por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, tanto por su estilo arquitectónico como por su carácter icónico en la populosa calle.

El Hotel Vinnci ocupa, hoy día, el edificio Carrión. Este bonito hotel posee un terraza encantadora, con unas vistas impresionantes, sólo reservadas para los clientes que aquí se alojan.

Dirección: Gran Vía,41  Teléfono:915218391  Web: www.vincci.com


La construcción del tercer y último tramo de la Gran Vía se inició en 1925, ampliándose su anchura a 35 metros.

Sus edificios son más funcionales y racionalistas, menos llamativos que los construidos en los anteriores tramos.

Para trazar esta nueva avenida se tuvo que demoler el mercado de los Monteses, la iglesia del Sagrado Corazón y San Francisco de Borja, no sin polémica, lo que retrasó la construcción de parte de los nuevos edificios, que se dedicarían a albergar, además de viviendas, cines, salas de fiestas, bares y comercios.

Se le llamó desde 1921 avenida de Eduardo Dato. Durante la Guerra Civil fue avenida de Méjico, aunque popularmente se le conocía como avenida de los obuses o del 15, por el calibre de los proyectiles que las tropas franquistas lanzaban sobre ella.

Del año 1939 hasta 198O, Avenida de José Antonio y desde 198O hasta hoy, GRAN VÍA.

 

Gran número de teatros se suceden a lo largo de este último tramo de la calle,  conocido como el Broadway madrileño.

La oferta de espectáculos teatrales y musicales es amplísima.

En el Teatro Lope de Vega, inaugurado en 1946 por Concha Piquer, se han estrenado en los últimos tiempos grandes éxitos como los musicales “Jesucristo Superstar”, “El Fantasma de la Ópera, o los “Los Miserables”

En la actualidad podemos disfrutar  EL REY LEÓN.

 

En el Teatro Coliseum, actualmente se representa el musical “TINA”, basado en la vida de Tina Turner.

En el Rialto, los Morancos ocupan su cartelera

En el Teatro Capitol,  Miguel Lago y Goyo Giménez nos garantizan una velada divertida con sus monólogos.

En el Teatro EDP Gran Vía se representa el musical Ghost, en su sala principal.

Otras pequeñas Salas completan la oferta teatral de este Broadway español.

A lo largo de la calle se suceden un gran número de hoteles, bares y restaurantes, donde tomar algo, antes o después, de disfrutar de una velada musical o teatral.

 

 

Nuestro recorrido culmina en la renovada PLAZA de ESPAÑA

La Plaza de España, una de las más grandes de la capital, está rodeada de edificios míticos como Torre de Madrid, o el Edificio España, y posee unos hermosos jardines, recientemente reformados, en cuyo centro un monumento a Cervantes, representa al genial literato y a los personajes de su magnífica y universal obra, El QUIJOTE.

Tras finalizar una importante reforma a lo largo del año 2O2O, se ha convertido en uno de los espacios más importantes de la ciudad.

La Plaza de España está muy cerca de algunas de las visitas imprescindibles de Madrid:

El Templo de Debod, El Palacio Real, El Museo Cerraldo o el Palacio de Liria, de la Casa de Alba, en la calle Princesa.

El Edificio España preside la plaza. Con sus 26 plantas y 1O7 metros de altura, fue el edificio más alto de España hasta la construcción de la vecina Torre Madrid.

Se comenzó a construir en 1948, aunque no se inauguró hasta cinco años más tarde.

En la actualidad es la sede del Hotel Riu Plaza de España.

En lo más alto del Hotel Riu se encuentra una de las terrazas más famosas de Madrid, Rooftop 36Oº. Es un lugar perfecto para tomar una copa mientras disfrutas de una espectacular panorámica de la ciudad. Si Lo que os apetece es picotear, no dudéis en entrar en el Edén Gastrobar, justo una planta abajo de la terraza, gozando de las mismas vistas.

Podéis reservar en la web del hotel: www.riu.com

Dirección: Calle Gran Vía, 84, 28O13 Madrid.

 

 

Pocos años más tarde se construyó la Torre de Madrid, con una altura de 142 m y visible desde mucho lugares de las afueras de la ciudad. Se inauguró en 1957 y durante varios años fue el edificio de hormigón más alto del mundo entero.

En 1982, la torre de telecomunicaciones de Torrespaña, le arrebató el título de más alto.

El edificio Torre de Madrid cuenta con un hotel de cuatro estrellas, Barceló Torre de Madrid, en las primeras diez plantas. Las siguientes veintidós, hasta la planta número 32, son viviendas particulares.

La Plaza de España siempre concurrida, es un reclamo turístico.

El conjunto escultórico más importante de la plaza, dedicado a Cervantes, justo enfrente del estanque rectangular, con los imponentes edificios como telón de fondo, es un marco perfecto para hacer la fotografía de rigor.

Este monumento de Don Quijote y Sancho se realizó para conmemorar el tercer centenario de la publicación de la segunda parte del QUIJOTE.

 

 

No es de extrañar que una calle tan excitante como lo es la Gran Vía, esconda maravillosos rincones, donde disfrutar de una velada inolvidable.

 

Entre mis favoritos está la Azotea del Circulo de Bellas Artes, en la Calle Alcalá.

Este edificio no está en la gran Vía pero regala una maravillosa perspectiva de ésta, como demuestra la FOTO que me ha servido de portada para este artículo.

Se accede a la azotea desde el ascensor del vestíbulo del Círculo de Bellas Artes, donde se puede comprar el ticket en recepción.

No os perdáis el atardecer madrileño contemplado de manera panorámica en 36Oª es único.

La oferta gastronómica es amplia, ofrece, desayunos, aperitivos, comidas, conciertos y cocteles.

Subir cuesta 5 euros. Más información www.azoteadelcirculo.com

GRAN VÍA

PICALAGARTOS SKY Bar y Restaurante en la azotea de Hotel NH Collection Gran Vía, está formado por un restaurante con vistas en la octava planta y una azotea de 36Oº desde don se divisa una hermosa perspectiva de Madrid. Está ubicado en un hermoso edificio en el nº 21 de la Gran Vía. Para reservar el teléfono es 9153O1761.

El JARDÍN DE DIANA

En la séptima planta del Hotel Hyatt durante los meses de primavera y verano, en su preciosa terraza, se puede disfrutar de una buena comida o de un cóctel energético, mientras contemplas unas excelentes vistas.

Gran Vía 31, Teléfono 918371234  Web: www.hyatt.com

CORTE INGLES DE CALLAO

La Terraza  es un lugar increíble desde donde se divisa una maravillosa vista de la Gran Vía, la Plaza de España y el Palacio Real. En la planta 9, además del mirador, tiene varios restaurantes para poder disfrutar desde un desayuno a una copiosa comida, un café o una copa.

Está abierto desde las 1O:OO hasta las 24:OO

 

– Os dejo hasta la próxima escapada, que espero con ilusión. –

 

 

Escrito por Carmen Naranjo

Me llamo Carmen, soy historiadora del Arte, curiosa y viajera, y os quiero hacer partícipes de mis aventuras cotidianas en busca de momentos felices y lugares bellos.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estás aceptándolas.    Ver política de cookies
Privacidad