BARRIO DE SALAMANCA

Por En BARRIOS

 

El Barrio de Salamanca es una de las zonas más chic de Madrid.

Pasear por sus calles repletas de preciosas fachadas, contemplar los llamativos escaparates de sus glamurosas tiendas, observar el ir y venir de la gente tan variopinta que por aquí deambula, es un placer en sí.

Otro de los  atractivos de este elegante barrio es su oferta cultural.

Alberga fantásticos museos, imprescindibles si visitáis Madrid; el Museo Arqueológico Nacional, La Biblioteca Nacional o el Museo Lázaro Galdiano. Está repleto de Galerías de Arte y Centros Culturales, como la Fundación Juan March o la Fundación Carlos de Amberes.

Su construcción data de la segunda mitad del siglo XIX y corresponde a la ampliación urbanística llevada a cabo durante el reinado de Isabel II.

Lo impulsó el malagueño José de Salamanca y Mayol, Marqués de Salamanca, al que debe su nombre.

El marqués pretendía que el ensanche de Madrid fuera un barrio elitista, de edificios suntuosos de calidad arquitectónica.

Concibió el barrio con una distribución regular en forma de damero, con calles perpendiculares y bulevares arbolados.

Tradicionalmente Salamanca fue una zona de uso residencial, especialmente habitada por las élites políticas y económicas del país.

Hoy día este carácter residencial convive con otras actividades como la empresarial, la diplomática y especialmente la comercial ya que aquí se concentran las más importantes Firmas de Lujo de Madrid.


 

El paseo que en esta ocasión os propongo comienza en la Puerta de Alcalá, el símbolo madrileño por excelencia.

Proyectada por el arquitecto Francesco Sabatini, fue inaugurada por Carlos III en 1778. Separa la calle Serrano del Parque del Retiro.

Si os apetece hacer el recorrido en bici, es buena opción, especialmente en la calle Serrano, donde visitaremos puntos algo distantes.

BiciMad tiene por esta zona numerosos puntos de alquiler de bicicletas.

Desde la Plaza de la Independencia, donde se encuentra la Puerta de Alcalá, continuamos por Serrano, en cuyo nº 13, se ubica mi museo favorito de Madrid, el Museo Arqueológico Nacional.


 

La principal joya cultural que alberga el Barrio de Salamanca es el

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL.

Un recorrido por las salas de este fantástico espacio nos acerca, a través de los objetos, a la historia de los pueblos que se asentaron en la península ibérica en la antigüedad enriqueciendo su cultura y diversidad y configurando lo que hoy es España. Además podréis admirar y conocer las civilizaciones antiguas de la cuenca mediterránea, contemplando las maravillosas piezas, que aquí se exponen, de Egipto, Grecia o Roma.

Su espectacular reforma en el 2O14 lo actualizó haciéndolo más didáctico y dotándolo del equipamiento tecnológico más puntero.

Además de numerosas actividades culturales, el MAN organiza exposiciones temporales de gran interés. De todas ellas podréis informaros en la web del Museo:  www.man.es

Aunque todas las piezas del museo son igualmente importantes porque forman parte de nuestro patrimonio cultural, algunas de ellas son especiales por su valor artístico, perfección técnica o significado simbólico. No os perdáis:

La pieza más icónica de la colección del MAN, la Dama de Elche, escultura íbera realizada entre los siglos V y IV a.C. Planta 1, Sala 13.

El Monumento de Pozo de Moro, tumba turriforme cuyos relieves explican la influencia de los mitos orientales en la mentalidad íbera. Planta 1.

Las Estelas del suroeste peninsular de final de la Edad del Bronce, usadas para marcar el territorio (Solana de Cabañas).  Planta O. Sala,9.

La Colección de Mosaicos Romanos de la Península Ibérica, así como la escultura en mármol de Urania y Livia. Hispania Romana, Planta 1

El Tesoro visigodo de Guarrazar, piezas fabricadas en Toledo en el S VII, entre las que destaca la Corona de Recesvinto. Planta 1  Sala, 23.

Las maravillosas piezas Omeyas de Madinat al-Zahra, Córdoba. Planta 1


 

El Museo Arqueológico Nacional fue fundado en 1867 por Isabel II, siguiendo la tendencia europea de crear grandes museos nacionales destinados a mostrar los testimonios del pasado propios de cada país.

Entre sus fondos expuestos destacan el conjunto de escultura Ibérica, excepcional por su calidad y cantidad ( Damas de Elche y Baza, Cerro de los Santos y Relieves de Osuna) y los Tesoros Tartesios ( Aiseda y Carambolo)

Además de la planta dedicada al origen del hombre y la Prehistoria, el MAN posee una reproducción de la Cueva de Altamira.

En 1962 se inició el proyecto de la sala que albergaría esta reproducción, un recinto subterráneo en el jardín del museo. Esta mágica cueva se inauguró el 14 de octubre de 1964. Lo más curioso es que fue un regalo de la República Federal Alemana, en agradecimiento por el permiso que el Estado español le otorgó para copiar las pinturas de la Cueva de Altamira y reproducirlas en el Deutsches Museum.

Horarios MAN:

De martes a sábados, 9:3O a 2O:OO  Domingos y festivos, 9:3O a 15:OO

Domingos gratuitos.


 

Después de un apasionante recorrido por el MAN volvemos a la calle. A unos pasos, cruzando la Calle de la Armada Española, llegamos a los Jardines del Descubrimiento, dentro de la Plaza de Colón. En ellos podemos admirar el monumento dedicado al descubrimiento de América.

En el subsuelo se encuentra el Centro Cultural de la Villa Fernán Gómez. WEB: www.teatrofernangomez.es


 

Paseamos hasta la plaza, presidida por la Estatua de Colón, entre el Paseo de Recoletos y el de la Castellana.

Esta escultura de mármol blanco, de estilo neogótico, fue construida por Jerónimo Suñol, con motivo de la celebración de la boda de Alfonso XII y María de las Mercedes de Orleans.

La Plaza de Colón, como ya sabréis, es un espacio emblemático de Madrid, donde se celebran eventos de todo tipo.

Junto a la Plaza, compartiendo espacio y edificio con el Museo Arqueológico, se encuentra la Biblioteca Nacional, en el Paseo de Recoletos.

Fue fundada por Felipe v a finales de 1711, unos años después abrió sus puertas como biblioteca pública. Después de ocupar diferentes sedes, el 21 de abril de 1866, la reina Isabel II coloca la primera piedra del Palacio de Archivos, Bibliotecas y Museos, en el Paseo de Recoletos.

En 1892 se finalizó la construcción del nuevo edificio de la Biblioteca Nacional y en 1896 se abrió al público.

Aquí se conserva un ejemplar de todos los libros que se publican en España, así como una valiosa colección de incunables, manuscritos, estampas, dibujos, fotografías, mapas, grabaciones etc.

Alberga la Hemeroteca Nacional, que gracias al proceso de digitalización, permite la consulta y difusión, a través de internet, de prensa histórica y moderna española.

Periódicamente organiza interesantes exposiciones, que podéis consultar en su WEB: www.bne.es

Después de admirar este magnífico edificio de estilo neoclásico, que se concluyó en 1892, coincidiendo con el IV centenario del Descubrimiento de América, volvemos a Serrano para proseguir nuestro paseo.


 

La calle Serrano está limitada por otras calles no menos glamurosas. Jorge Juan, Goya, Velázquez, Hermosilla, Núñez de Balboa …

Yo os propongo pasear por Claudio Coello, paralela a Serrano, repleta de bonitos y singulares edificios como los que ocupan las embajadas de Croacia y Estonia. En el número 68 se encuentra una de mis pastelerías favoritas, “Chantilly”, su tarta capuchina merece un monumento.

Pequeñas tiendas de exquisita decoración, hoteles con encanto, como “la Casona”, donde disfrutar del barrio como un vecino más, o el Hotel Único, lujo y buen gusto con mayúsculas, para celebrar una ocasión especial, son algunos de los atractivos de esta preciosa y tranquila calle.


 

Dejamos Claudio Coello para continuar por Ortega y Gasset, “la calle del lujo”, llamada “Lista” por la inmensa mayoría de los vecinos del barrio.

Esta calle, perpendicular a Serrano, es una de las más exclusivas de Madrid.

Camino de nuestro siguiente destino, “La Fundación March” disfrutamos del encanto de los elegantes edificios y las tiendas de Lista.


 

Las grandes firmas de moda internacionales ocupan esta exclusiva y carísima vía.

Dior, Chanel, Louis Vuitton, Dolce & Gabbana, Hérmes, Prada o Valentino, entre otras, nos seducen desde sus escaparates. Lo cierto es, que aunque ni siquiera osemos entrar en ninguna de estas tiendas, es divertido reconocerlas.

Después de un corto paseo, llegamos a la Calle Castelló.

En su número 77, se encuentra La Fundación March.


 

La Fundación March fue creada por el financiero Juan March Ordinas en 1955 para fomentar la cultura en España.

Organiza exposiciones, ciclos de conciertos y conferencias.

Su sede en Madrid alberga una Biblioteca de música y teatro contemporáneos.

Desde el 11 de Octubre hasta el 12 de enero del 2o2o, podéis ver la interesantísima exposición, “Genealogías del Arte, o la historia del arte como arte visual”.

En su WEB: www.march.es encontraréis toda la información referente a las actividades de la fundación.

La entrada es gratuita.


 

Volvemos a Serrano, para continuar nuestro paseo hasta el “Museo al Aire Libre” bajo el Puente de Juan Bravo.

Paseando por Serrano podemos constatar que esta calle es mucho más popular de lo que su leyenda pretende. Junto a los comercios exclusivos, también encontramos aquellas tiendas de moda, bares y restaurantes que todos frecuentamos.

Llegamos a el Paso Elevado que une las calles Juan Bravo y Eduardo Dato, bajo el que se encuentra El Museo de Escultura al Aire Libre.


 

Este Museo contiene una excelente colección de escultura abstracta española.

Inaugurado el paso elevado en 197o, pronto surge la idea de crear un museo de escultura moderna en la zona inferior del mismo, siguiendo las nuevas corrientes museológicas que aparecen en Europa y América tras la Segunda Guerra Mundial, que dieron lugar a diversos espacios expositivos al aire libre

Los ingenieros José Antonio Fernández Ordoñez y Julio Martínez Calzón, autores del puente y el artista Eusebio Semper idean entonces un espacio para aproximar a la ciudadanía a las más modernas tendencias artísticas.


 

Obras de Chillida, Martín Chirino, Julio Gonzales, Eusebio Sempere, Pablo Palazuelo, Joan Miró, Gerardo Rueda, Pablo Serrano, Amadeo Gabino, Andreu Alfaro y otros famosos escultores contemporáneos, se integran perfectamente en el ámbito urbano con sus elementos funcionales: puentes, accesos, pasos de peatones, etc.

Si os gusta la escultura no olvidéis pasar por este original espacio.


 

Antes de nuestra última visita, el Museo Lázaro Galdiano, vamos a reponer fuerzas en alguno de los bares o restaurantes de Salamanca.

Te encuentres donde te encuentres la oferta gastronómica del barrio de Salamanca es infinita. Podéis comer muy bien con poco presupuesto o daros un homenaje en los restaurantes más exclusivos. Por lo general la relación calidad-precio es fenomenal.

Una de las calles donde se come muy, muy bien, es en Jorge Juan. Os recomiendo una parada en alguno de estos restaurantes:

La Taberna los Gallos, donde picotear en su agradable terraza.

El Paraguas con su nueva cocina asturiana.

Ultramarinos Quintín, mi favorito, con su tienda de cosas ricas.

Álbora  y su comida tradicional con ingredientes de calidad.

La Paloma, la mejor comida vasca.

La Máquina, buen tapeo y magníficos cócteles.


 

Si queréis picar bueno y barato, la cafetería del Museo Arqueológico Nacional, es perfecta y además tiene una terraza preciosa.

Si vais con niños, VIP, en Serrano 41 o Tony Roma’s en Paseo de la Castellana 8, junto a la Plaza de Colón, os gustará.

Para rematar una buena comida, merendar o tomar el aperitivo, no dudéis entrar en Mallorca, Serrano 6, riquísimas tartas y pasteles.

Creedme, comer bien en este barrio es facilísimo.

Nada mejor para bajar la comida que visitar un museo. Así que en bici o a pie, pongámonos en marcha, dirección al Museo Lázaro Galdiano, en Serrano 122.


 

El Museo Lázaro Galdiano surge de la donación al Estado Español de todos los bienes del coleccionista, aceptada en 1947.

Este importantísimo legado estaba formado por 13oo obras de arte, el palacio que las albergaba, la sede de su editorial, “La España Moderna” y una biblioteca con 2O.ooo volúmenes.

La cantidad y calidad de sus fondos lo sitúa entre los más importantes museos de España, sin embargo es un gran desconocido.


 

El museo contiene un importante número de obras maestras pertenecientes a grandes maestros de la pintura, El Bosco, Velázquez, El Greco, Lucas Cranach, Madrazo, Constable o Murillo.

También se pueden admirar cerámicas, escultura, joyas, marfiles, estampas, miniaturas y un sin fin de curiosos objetos artísticos.

El palacio que contiene todas estas obras de arte, fue la residencia de José Lázaro Galdiano y su esposa, la argentina Paula Florido Toledo, tras su matrimonio en 19o3.

El edificio de estilo clásico, encierra en su planta noble, salones decorados en un estilo Luis XVI, la moda que se estilaba en ese momento.

Fue considerado uno de los más suntuosos ejemplos de residencia madrileña en el reinado de Alfonso XIII.

Entre el 2oo1 y 2oo3 se realizó una rehabilitación integral para adaptar el museo a las nuevas exigencias museográficas, reabriéndose en 2oo4.

El Museo Lázaro Galdiano organiza numerosas actividades culturales:

Talleres para niños y adultos, conciertos, conferencias y exposiciones temporales. En su web podéis informaros al respecto.

Dirección: Calle Serrano, 122

WEB: www.muselazarogaldiano.es


Aquí terminamos nuestro pequeño paseo por el Barrio de Salamanca, que esconde muchísimos más rincones bonitos e interesantes.
Poco a poco iremos descubriéndolos.


Hoteles barrio de Salamanca

Los hoteles que os voy a recomendar son más bien pequeños, acogedores y muy bien ubicados. Se encuentran en calles tranquilas.

NH Madrid Lagasca: Email. nhlagasca@nh-hotels.com

Calle Lagasca, 64. Reservas: 34. 913984639  WEB: www.nh-hoteles.es

Petit Palace Jorge Juan: Email: hellowipton@iconhotels.com

Calle Jorge Juan, 17 Telf: 34. 914355411 WEB: www.petitpalace.com

Hotel Icon Casona 19oo: Telf: 911567171

Calle Ramón de la Cruz, 1o   WEB: www.iconcasona19OO.com

Hotel Totem: Telf 91426oo35  WEB: www.totem-madrid.com

Calle Hermosilla, 23

Hotel Único: Telf: 91781o173  WEB: www.unicohotelmadrid.com

Calle Claudio Coello, 76

Escrito por Carmen Naranjo

Me llamo Carmen, soy historiadora del Arte, curiosa y viajera, y os quiero hacer partícipes de mis aventuras cotidianas en busca de momentos felices y lugares bellos.

Deja tu comentario

Ver más

  • Responsable: Carmen Naranjo.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estás aceptándolas.    Ver política de cookies
Privacidad