BARRIO DE JUSTICIA

El arte de saber vivir

Por En BARRIOS 5 minutos de lectura

Justicia es un barrio elegante, repleto de tiendas de moda y decoración de lo más chic.

Disfrutar de un relajado paseo por sus calles, contemplando los hermosos edificios de aires afrancesados es un plan muy atractivo. El Barrio de Justicia  seduce también al visitante con su gran oferta gastronómica cultural.


 

 

Después de una semana estresante, dar un paseo por Justicia es mi opción favorita.

Normalmente, elijo el primer sábado del mes, para no perderme el mercadillo de la calle Campo Amor, esquina con Fernando VI. Este lugar de encuentro de diseñadores noveles, que acercan sus creaciones a la calle para dar a conocer sus tiendas online, tiene muchísimo ambiente. Entre mis puestos preferidos están Hook (gorras, pulseras gafas) y Verbena Madrid( tocados y pendientes de rafia, muy originales para lucir en un evento especial). En la misma esquina de la calle, se encuentra Margarita se llama mi amor, una floristería con los centros florales más bonitos que puedas imaginar.

 

 


El Barrio de Justicia está limitado por las calles de Sagasta y Génova al norte, el Paseo de Recoletos al este, la Calle de Fuencarral al oeste y La Gran Vía por el sur.

El nombre del barrio se debe a que históricamente ha acogido las sedes del Tribunal Supremo y del Tribunal de Cuentas.
Mi recorrido comienza en Recoletos y continua por la calle Bárbara de Braganza, en cuya esquina se encuentra la Fundación Mapfre, donde además de la exposición permanente de Miró se organizan exposiciones de Arte temporales del máximo interés.

Llegamos a la Plaza de las Salesas Reales, donde estuvo el convento del mismo nombre. La que fuera Iglesia del antiguo monasterio es actualmente la Parroquia de Santa Bárbara, uno de los edificios más elegantes de Madrid, declarado Bien de Interés Cultural.

 

 

En 1748, Bárbara de Braganza fundó este monasterio para residencia de jóvenes de la nobleza y lugar de retiro donde quedar protegida (en caso de que muriese su marido Alfonso VI), de su suegra, Isabel de Farnesio, con la que se llevaba fatal. Lo cierto fue, que ella murió antes que él, en 1758, un año después de la inauguración del convento. Alfonso se le unió al año siguiente. Los dos reposan en el monumento funerario encargado a Sabatini por el hermanastro del rey  y sucesor a la corona, Carlos III.
Si os apetece, la iglesia se puede visitar en horas de culto.
El edificio anexo al templo, antiguo convento de las Salesas, fue reconstruido en 1915 tras sufrir un terrible incendio. Actualmente es sede del Tribunal Supremo.

 


Continuamos por la calle Fernando VI.

Esta vía, antaño decadente, se ha convertido en la calle de moda de Madrid, compitiendo en exclusividad con Serrano. Muchas tiendas de vanguardia se están instalando aquí, tanto de mobiliario de diseño de alta gama como de últimas tendencias de moda, y conviven con establecimientos de solera que le dan a la calle un encanto especial.

Entre sus edificios singulares podemos admirar:

El Palacio de Longoria, obra del arquitecto José Grases, edificado entre 1902-1904, el más importante ejemplo de arquitectura modernista en Madrid, sede de SGAE en la actualidad.

Edificio  Lamarca, construido originalmente para la empresa de carruajes de los hermanos Lamarca, cuyo estilo aúna toques modernistas y neoclásicos. Es uno de los raros ejemplos conservados en Madrid de taller de mediados del siglo XIX. Hoy día, se ha reconvertido en viviendas de lujo.


Tanto en Fernando VI como en las calles aledañas tienen una variada oferta gastronómica, que abarca desayuno, comida, merienda y cena

Una de mis sitios favoritos es Mamá Framboise ( Fernando VI, 23) una pastelería donde todo es apetecible tanto a la vista como al paladar. Entre sus manjares, mis favoritos son los macarons y sus croissant de chocolate, frambuesa y almendra. Está todo buenísimos y el ambiente encantador.

Si prefieres un desayuno más consistente o un aperitivo de media mañana te recomiendo Vinos Jamón con Champán, donde los protagonistas absolutos son el jamón ibérico de primera calidad y champán francés, un maridaje perfecto. Está en Fernando VI, 10.

 Makkila, un sitio de pinchos, todos exquisitos, en Fernando VI, 2.

La Sanducherie, te ofrece sándwiches gourmet de sofisticadas combinaciones, la encontrarás en la calle Santa Teresa.

Para los menos madrugadores el brunch del hotel Only You, en la calle Barquillo, es lo más.  Al lado está Celicioso, panadería- pastelería sin gluten.

Y si eres muy goloso, las tartas, los bombones de La Duquesita, (Fernando VI, 2) pastelería de solera, fundada en 1914, son lo tuyo.

 


En cuestión de tiendas, Justicia es un paraíso, las hay para todos los gustos y necesidades. Creo que lo más divertido de un paseo es lo que descubres por ti mismo, curioseando por aquí y por allá, no obstante os voy a sugerir algunos sitios que a mí me encantan.

Florin Antiques es uno de ellos, esta tienda de antiguedades tiene piezas de diferentes épocas preciosas, está en Bárbara de Braganza 12.

Casa Aragón, una frutería de toda la vida donde comprar toda la fruta o verdura imaginable (Plaza de las Salesas).

Las tiendas de diseño y moda más punteras las tienes en Fernando VI, Argensola y Campoamor:

Do Design, un espacio donde encontrar moda y diseño, disfrutar de una exposición de arte o tomar un té.

Yube, uno de las mejores tiendas multimarca de Madrid.

Otra calle repleta de sitios interesantes es Pelayo.

Especial mención merece la Calle Barquillo, es por ello que la he dejado para el final.

 

Esquina con la calle Fernando VI, comienza la Calle Barquillo, en el inmueble donde estuvo en su tiempo «La casa de Tócame Roque»,  legendaria vivienda madrileña, populosa, destartalada y jaranera, que llegó a hacerse tan popular en el siglo XIX, que inspiró varias de las piezas del teatro musical más castizo y fue inmortalizada por la literatura la pintura y el refranero. Termina en el actual Instituto Cervantes, en la esquina de La Calle Alcalá.

Hay en la calle Barquillo edificios que rememoran el pasado, como El Teatro Infanta Isabel (uno de los teatros más antiguos y bonitos de Madrid) y  la Casa de las Siete Chimeneas, en la Plaza del Rey (monumento Histórico Artístico desde 1948), sede del Ministerio de Cultura. Cuenta la leyenda, que el fantasma de la joven amante de Felipe II, hallada muerta en este lugar, vaga por el tejado algunas noches.

Hay otros espacios nuevos que nos invitan a degustar sabores del mundo, oir melodías de jazz, o hacer una pausa para mimarnos un poco. Y es que esta calle, también llamada del sonido, bulliciosa y alegre, nos hace disfrutar de su espíritu sibarita y lúdico.

MIS RINCONES FAVORITOS DE JUSTICIA

Hotel boutique Only You , encantador , acogedor y muy estiloso, puedes disfrutar de coctelería, gastronomía y música en su Gastrolounge. No te olvides del espléndido brunch de los domingos. Calle, Barquillo, 21. Teléfono: 91OO52222.  w: https://www.onlyyouhotels.com

Bogui Jazz, para los amantes del jazz en vivo. Calle Barquillo, 29
Mi calle de Nueva York, una espacio que parece un rincón de la Gran Manzana, con tratamientos de belleza punteros.

Oribú Gastrobar , comida fusión ( japonesa, sur asiática y china).

La Candelita, sabrosos platos criollos. Calle Barquillo, 3O. Teléfono: 915238553

niMÚ Barquillo, creativa cocina mediterránea. Calle Barquillo, 4O. Teléfono:910888898

DSTAgE, un restaurante con dos estrellas Michelin, donde degustar platos tradicionales con un toque creativo. Dirección: calle Regero, 8. Teléfono 917021586.

Trattoria Pulcinella, pizzas y platos de pasta tradicionales, vinos italianos y una pequeña terraza. Calle Regueros, 7. Teléfono: 913197363

 

Próximamente os hablaré más extensamente de Chueca, que aunque es parte de Justicia, tiene rasgos y personalidad propia

 

Escrito por Carmen Naranjo

Me llamo Carmen, soy historiadora del Arte, curiosa y viajera, y os quiero hacer partícipes de mis aventuras cotidianas en busca de momentos felices y lugares bellos.
1 Comentario
  1. Marisa Rodas Jurado 29 noviembre, 2018

    Muy bien explicado y ameno. Enhora buena por la página, está genial!!!

Deja tu comentario